Castillo Azay le Rideau

Castillo Azay le Rideau

El castillo de Azay-le-Rideau está situado en la región Centre Val de Loire. Edificado en una isla en medio del río Indre, el edificio, tal y como se presenta en la actualidad, fue mandado edificar durante el reinado de Francisco I por un rico financiero, Gilles Berthelot, que deseaba que su morada conciliase novedades venidas de Italia y arte de construir a la francesa. Metido en un estuche de verdor, el castillo está bañado por las aguas del Indre donde se reflejan sus fachadas. Clasificado monumento histórico, el castillo expone todo el refinamiento de una construcción del 1er Renacimiento francés.

El Castillo de Azay-le-Rideau te permite conocer los secretos de una restauración monumental en la que canteros y techadores-carpinteros combinan sus talentos para devolver todo su brillo a esta joya del Valle del Loira. Durante este periodo, el castillo te recibe todos los días y te invita a realizar una visita insólita.

El primer castillo medieval de Azay fue construido alrededor de 1119 por uno de los primeros señores del lugar, Ridel (o Rideau) de Azay, caballero de Felipe Augusto, que edificó una fortaleza defensiva para proteger el camino entre Tours y Chinon.

Castillo Azay le Rideau

Carlos VII quemó el castillo en 1418 cuando el rey, estacionado en Azay de camino a Chinon, fue provocado por las tropas borgoñonas que ocupaban la plaza fuerte. El capitán y 350 soldados son ejecutados. El pueblo de hecho se llamara hasta el siglo XVIII Azay le brûlé (el quemado).

Una obra de arte del Renacimiento

Martín Berthelot, uno de los tesoreros del rey, compró el señorío a finales del siglo XV y se lo cedió después a su hijo Gilles. Este último, entre 1514 et 1527, bajo el reinado de Francisco I, emprendió la reconstrucción del castillo buscando conciliar el arte de edificar a la francesa con las formas arquitectónicas y la decoración ornamental italianizantes? En aquella época es una de las obras de arte del primer Renacimiento francés.

Gilles Berthelot falleció en 1529 en Cambrai dejando la construcción del castillo inacabada.

En junio 1528, el rey confiscó el señorío para regalárselo en 1533 a uno de sus compañeros de armas, Antoine Raffin, capitán de la guardia. La familia Raffin y sus descendientes, los Lansac, los Vassé y los Courtemanche serán propietarios del castillo de Azay hasta la Revolución.

¿Y después de la Revolución?

En 1791, el castillo 'abandonado y muy degradado' fue vendido al marqués Charles de Biencourt, diputado de la nobleza en los Estados generales. A partir de 1825, sus descendientes emprenden importantes obras de rehabilitación interior y exterior. En 1845, el torreón de la antigua fortaleza, conservado hasta entonces, se cambió por una torre de estilo renacimiento; un pabellón chino, construido hacia 1825, se cambio por una torreta en el ángulo noreste. El añadido de esas 2 torres le da al castillo ese aspecto de ‘acabado’ con el que le conocemos actualmente.

En el interior se reorganizó todo y se modificaron los desplazamientos. En el entresuelo se instalaron la biblioteca, el gran salón y la sala de billar.

Desde 1840, el castillo figura en la lista de Monumentos Históricos.

En 1899, reveses de fortuna obligan al marqués Charles-Marie-Christian, 4° del nombre y propietario desde 1862, a vender el castillo, el mobiliario y 540 hectáreas de tierras al vizconde de Larocque-Latour, quien se deshace de él en 1903 cayendo en manos de Achille Artaud, antiguo abogado de Tours. Este último desea sacar el mayor provecho posible vendiendo los muebles y objetos de arte al mejor postor. Una sobrina del marqués consiguió recuperar, comprándolos, los cuadros y dibujos más valiosos, y los donó al Instituto (museo Condé en Chantilly) y a la Biblioteca Nacional.

El castillo estuvo vacío hasta 1905; el Estado lo compró el 11 de agosto clasificándolo inmediatamente Monumento histórico. Desde 1907 es objeto de profundas restauraciones.

El Centro de Monumentos nacionales es su actual administrador.

INTERIORES DEL CASTILLO DE AZAY-LE-RIDEAU

El interior del castillo de Azay-le-Rideau sigue siendo un interior de castillo renacentista francés inspirado de inspiración italiana. La escalera interior está ricamente esculpida, conserva medallones a la Antigua, techos artesonados y con flores. Las salas están decoradas con tapices de los siglos XVI y XVII que representan escenas del Antiguo Testamento tejidas en Audenarde y Amberes, algunas escenas de caza manufacturadas en Beauvais y episodios de la historia de Renaud y Armida, realizados a partir del cartón de Simon Vouet, en la manufactura del barrio san Marcelo en París.

El mobiliario y la decoración también son muy ricos, magníficos muebles y cuadros adornan las cámaras, cuelgan muchos retratos reales.

Las apartamentos siglo a siglo

En el interior descubrirá las salas del siglo XVI, el apartamento real y los salones, decorados en el siglo XIX en estilo neorrenacimiento.

El gran salón que sigue a la sala de billar es, por su mobiliario, un testimonio del arte de vivir del siglo XIX. El Renacimiento está siempre presente por los cuadros, entre ellos varios retratos reales (la familia de Carlos V, Enrique II y Catalina de Médicis). La Dama en el baño, copia del célebre cuadro de François Clouet, retratista de Francisco I, parece que sería Diana de Poitiers. La monumental chimenea, con una salamandra en el centro, está adornada con un decorado esculpido característico del Renacimiento. Las vidrieras de las ventanas añaden un toque refinado a la habitación.

Un diamante tallado

Descrito por Balzac durante una comida como: ‘un diamante tallado en facetas engastado en el Indre’, Azay-le-Rideau es uno de los castillos más célebres del Valle del Loira. Relativamente pequeño, los 2 cuerpos del edificio están rodeados por el Indre y un parque paisajeado. La entrada del castillo, en forma de arco del triunfo, está adornada con las iniciales de Gilles Berthelot y de su mujer, mientras que la parte baja de las barandas de la escalera ostenta la salamandra y el armiño, emblemas de Francisco I y de su mujer, la reina Claudia de Francia. El actual parque a la inglesa fue dibujado y creado en el siglo XIX, excavándose la rauda del oeste. Hasta 1959 el Estado no estabilizó la corriente del Indre al pie de la fachada sur, creando así la 2ª rauda.

JARDÍN DE LA CHATONNIÈRE – AZAY-LE-RIDEAU

Agazapados en el fondo de un vallecillo, los 12 jardines del castillo de la Chatonnière son el delicado estuche de verdor y aromas alrededor de un elegante castillo Renacimiento. Abiertos al valle del Indre y al bosque de Chinon, estos jardines se escalonan en terrazas siguiendo un recorrido iniciático, cuyos nombres le darán las claves: jardines del Silencio, de los Sentidos, de la Inteligencia, de las Ciencias, de los Romances, de las Fragancias.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

RELACCIONADO CON Castillo Azay le Rideau