Saltar al contenido →

Castillos de Lloira Entradas

Turismo en París

Hacer turismo en París es elegir una de las ciudades más hermosas de Europa, catalogada como un rincón especial para los enamorados; con mucho que ver y hacer, al igual que disfrutar de sus llamativas actividades nocturnas y su deliciosa gastronomía. Conoce todo lo que debes incluir durante tu itinerario de visita.

Generalidades de París

París es la capital de Francia, se encuentra ubicada en la región norte de esta nación europea, cuenta con una superficie de 105,4 km², a una altitud media de 33 metros sobre el nivel del mar y está densamente poblada.

Esta ciudad dispone de uno de los núcleos económicos más importantes del continente europeo, es sede de importantes empresas francesas y está repleta de monumentos, arquitecturas y muestras representativas su amplia riqueza cultural, como lo es su Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame o su Museo de Louvre, entre muchos otros.

Sus residentes son identificados como parisienses o parisinos, mientras que su nombre deriva del término latín “civitas Parisiorium” o ciudad de los parisi, el pueblo galo residente de esta localidad en la antigüedad.

No obstante, ha sido dotada de diferentes sobrenombres en los cuales sin duda se destaca “Ciudad de la Luz” por su característica fama como centro de artes y educación.

Turismo en París

La oferta turística en París es sumamente amplia, precisamente por disponer de innumerables atractivos, además de joyas como su Torre Eiffel, el Mercado de la Madeleina o las Grandes Halles.

En esta ciudad están presentes amplias manifestaciones de su cultura, tradiciones, historia y gastronomía; incluso quedarás admirado con sus formidables catedrales, dignas de las mejores cortes de la realeza.

A esto se suman barrios típicos y llamativos como el de Saint-Denis, que a pesar de su antigüedad es uno de los más cosmopolitas y lugar de encuentro para los amantes del arte.

Al visitar parís no puedes dejar de conocer el mercado de las pulgas de Sainte-Ouen, considerado el más grande del mundo dentro de su estilo y recorrer rincones coquetos como Chinatown o el Butette auz Cailles, donde encontrarás calles empedradas y lindas casitas residenciales.

Para tener la mejor experiencia arquitectónica puedes visitar Vitry-sur-Seine, la Catedral de Notre-Dame, La Basílica del Sagrado Corazón de Montmartre y la Ópera de París.

No te pierdas el majestuoso espectáculo de luces nocturnas con el que son acompañados muchos monumentos de esta ciudad dentro de los cuales es preciso destacar su preciosa Torre Eiffel.

Descubrirás que París en las noches es completamente distinta, con ambientes iluminados, bares, restaurantes, plazas, clubes y más; de hecho muchos planes turísticos incluyen este recorrido nocturno como una experiencia que no se puede dejar de disfrutar.

En este sentido, será imprescindible que realices un crucero de noche por el Sena o que visites la Torre Eiffel en esta oportunidad; aunque de día encontrarás mucha afluencia turística pero las vistas de la ciudad en la cima de este monumento son espectaculares, una experiencia muy diferente a lo que te imaginas; allí te sentirás como si pudieras encerrar a todo París en un puño.

Otro punto de interés turístico de Parias es asistir a un espectáculo en su emblemático Moulin Rouge, que ha servido como escenario para películas donde se presentan ambientes de cabaret y opulentas reuniones sociales.

Sin embargo, lo que no puede faltar durante tu viaje de turismo a Paris es la visita al museo de Louvre, donde se resguardan las joyas de arte más famosas de toda Europa, entre las que admirarás obras de artistas como Leonado Da Vinci y sus Gioconda, o El esclavo moribundo de Miguel Ángel.

Antes de dejar París tómate unos instantes para visitar la Catedral de Notre Dame en la que se rinde culto a la Virgen María y es uno de los monumentos más importantes de la capital francesa.

Deja un comentario

Destinos que no te puedes perder al visitar Francia

Destinos que no te puedes perder al visitar Francia, por ser uno de los lugares más visitados del mundo, con la afluencia de aproximadamente 82,6 millones de turistas en su área metropolitana y una actividad con la que genera más del 7,3% de su PIB y repercuten a su vez sobre su oferta de empleos.

Generalidades de Francia que debes saber

La República francesa se ubica en la región Occidental de Europa, dispone de territorios bajo su administración en América y es bañada por los Océanos Atlántico, Índico y Pacifico.

Su capital es París, su lema “Libertad, Igualdad, Fraternidad”; cuenta con una superficie de 675 417 21​ km² siendo su punto de mayor altitud el Mont Blanc, su moneda el euro y su gentilicio francés o francesa; pero también son conocidos como galos.

Legado histórico y cultural

Su historia y legado cultural está representado por importantes obras literarias creadas por filósofos de la talla de Descartes, cuentistas como Charles Perrault o el romántico Victo Hugo.

Mientras que sus manifestaciones artísticas son una de las destacadas en el mundo, cuenta con impresionantes pinturas como las de Auguste Renoir o las creaciones del prestigioso Vincent van Gogh.

En lo relativo a la arquitectura es preciso mencionar su icono la Torre Eiffel, además del Castillo de Montsoreau o la Catedral de Notre Dame. Mientras que en ámbito musical está su Canto Gregoriano utilizado en las liturgias aún antes del año 1000.

Al igual que su obra lírica más importante de la Edad Media, conocida como los Juramentos de Estrasburgo, a la par de sus actuales instituciones musicales prestigiosas como es el caso de la Ópera Nacional de París.

Destinos que no te puedes perder al visitar Francia

En Francia encontrarás lugares increíbles que no debes dejar de conocer, los que le hacen uno de los destinos turísticos más visitados en el mundo; siendo la época ideal para hacerlo durante la primavera y el otoño; por tratarse de una periodo en que su naturaleza se muestra en su máximo esplendor.

Basándonos en las localidades elegidas con frecuencia por los turistas, hemos seleccionado 12 destinos que no te puedes perder al visitar Francia; toma nota de ellos:

  •         Mont Saint-Michel: lugar increíble, utilizado como centro de peregrinaje durante la Edad Media, ubicado estratégicamente sobre un islote a nivel de la desembocadura del río Couesnon.
  •         París: la capital de Francia, es el escenario de monumentos, catedrales, museos y conjuntos históricos imperdibles al visitar esta nación europea, denominada también la ciudad del amor o de la luz.
  •         Carcasona: conjunto medieval Patrimonio de la Humanidad, dentro del cual te trasladas en el tiempo con tan solo pasear por sus calles adoquinadas.
  •         Midi-Pyrénées: región del sur de Francia compuesta por valles, bosques, pueblos mágicos y castillos.
  •         Alsacia: colindante con la frontera con Alemania y Suiza; una de las regiones más bonitas y pintorescas de Francia; digna de las mejores postales, especialmente en su época navideña.
  •         Castillos del Loira: un valle dentro del que es posible conocer más de 71 castillos, con una exquisita arquitectura y en perfecto estado de conservación, muchos de ellos en estilo renacentista y rodeados por verdes viñedos.
  •         La Provenza: posee coloridos y fragantes campos de lavanda que parecen haber sido creados en forma de paisaje de la mano de un famoso pintor.
  •         Costa Azul: una de las zonas playeras más emblemáticas del mundo, con aguas color turquesa que invitan a disfrutar de un placentero relax.
  •         Palacio de Versalles: un castillo rodeado de elegancia y opulencia, con formidables jardines y aposentos que aún conservan los muebles originalmente utilizados por Maria Antonieta y Luis XVI.
  •         Alpes Franceses: cuenta con localidades pintorescas y acogedoras como su pueblo Chamonix a pies del Montblanc desde donde parte el teleférico con destino a Aiguille du Midi.
  •         Córcega: perfecto para realizar unas vacaciones de ensueño en medio del Mediterráneo y a tan solo 170 kilómetros de Niza.
  •         Burdeos: cuenta con un centro histórico declarado Patrimonio Mundial y senderos a la orilla del Garona; un auténtico paraíso natural repleto de arquitecturas como su majestuosa catedral o lugares típicos como el Barrio Saint Pierre.
Deja un comentario

Monumentos de Francia que vale la pena conocer

Los monumentos de Francia que vale la pena conocer son proyectos que han contribuido a mostrar su amplio aporte cultural y que por otro lado representan un destino turístico por excelencia a lo largo de los años, especialmente los que se encuentran ubicados en el territorio de su inmortal capital, París; no te los pierdas.

Monumentos de Francia que vale la pena conocer

Sin duda, Francia dispone de atractivos lugares arquitectónicos para los amantes de lo antiguo, con bellezas naturales y edificaciones que se han mantenido inmutables con el paso del tiempo. En este post conocerás especialmente los más resaltantes de París, tales como los que se indican a continuación:

  •         La tour Eiffel: para iniciar con buen pie tu recorrido cultural, en uno de los símbolos más emblemáticos de Francia, construido por Gustave Eiffel.
  •         Musée du Louvre: una estructura arquitectónica que sirvió antiguamente como palacio a sus reyes y durante años ha servido para el resguardo de invaluables obras de arte.
  •         Musée d’Orsay: un reservorio de la más rica colección de arte impresionista.
  •         Opéra national de Paris – Palais Garnier: dotado de una arquitectura propia del siglo XIX, este majestuoso escenario fue inaugurado en el año de 1875 y construido por Charles Garnier.
  •         Sainte-Chapelle: recorre cada una de sus 1113 impresionantes vidrieras en las que se exhiben joyas de arte gótico del siglo XIII.
  •         Arc de Triomphe: un monumento que se eleva sobre los Campos Elíseos, una de las avenidas más encantadoras del mundo, que fue edificado en 1806, cumpliendo un mandato de Napoleón I.
  •         Grand Palais: nada tan impresionante como este momento parisino, edificado con motivo de la Exposición Universal de 1900.
  •         Grand Palais Éphémère: lugar de encuentro para los amantes de la cultura y actividades deportivas.
  •         Cathédrale Notre-Dame de Paris et son trésor: una auténtica joya de la arquitectura gótica, con un precioso y llamativo rosetón que puede ser apreciado en su centro. Es uno de los monumentos de Francia que vale la pena conocer.
  •         Basilique du Sacré-Coeur de Montmartre: otro de los monumentos emblemáticos franceses consagrado en el año 1919.
  •         Parc Rives de Seine: lo encontrarás en ambas riberas de este río parisino y dispone de unos 7 kilómetros para recorrer, respirando aire puro y acompañado por las mejores vistas y estructuras antiguas de París.
  •         Cimetière du Père Lachaise: lugar de reposo creado en recuerdo del confesor del rey francés Louis XIV.
  •         Jardín du Luxembourg: situado entre las inmediaciones del barrio Saint-Germain-des-Prés y du quartier Latin; podrás admirar estos hermosos jardines que parecen haber sido arrancados de un cuento de hadas.

Además de todos estos lugares preciosos que te hemos recomendado existen muchos otros emblemáticos en Francia, los que sin duda son parte de su identidad nacional y permiten al turista conocer de cerca su legado cultural y artístico.

Si te animas a darte un banquete histórico, no dejes de visitar El Palacio de Versalles que fue hogar de cuatro generaciones de monarcas franceses y uno de los más lujosos de Europa.

También está el Monte Saint-Michel, uno de sus primeros Patrimonios de la Humanidad declarados por la Unesco, con la estatua de San Miguel Arcángel dentro de la abadía.

No puedes perderte el viaducto de Millau, monumento que se eleva aún más alto que la Torre Eiffel, a unos 343 metros y que cuenta con una longitud de más de 2.400 metros.

Cabe destacar la enorme colección de castillos presentes en el Valle del Loira; todos son magníficas obras arquitectónicas que te impresionarán con solo admirarlas a la distancia y que llenarán de emoción tu corazón al recorrer cada uno de sus ambientes, con lo que se demuestra la opulenta vida de muchos franceses de noble cuna.

Como recomendación final, apunta en tu itinerario la duna de Pilat en la bahía de Arcachon, las Arenas de Nimes, el precioso anfiteatro romano y el emblemático Puente del Gard.

Deja un comentario

Conoce los castillos del Loira

Conoce los castillos del Loira, un recorrido a lo largo de más de 731 de estas obras arquitectónicas que difícilmente podrías disfrutar durante una solo visita, pero donde al menos tendrás la oportunidad de admirar los más impresionantes de todos, como los que hemos seleccionado en la lista que conforma el contenido de este artículo.

¿Qué son los castillos del Loira?

Bajo la denominación de castillos del Loira han sido agrupados un conjunto de estructuras arquitectónicas construidas en su mayoría entre los siglos XV y XVI, propios de la época del renacimiento francés.

En aquellos años, el poder real elegía las riberas del río Loira o sus afluentes para edificar su fortalezas o castillos que les servían como morada.

Se localizan en la región Centro-Valle del Loira en Francia; territorio que antiguamente albergó las provincias de Berry, Turena, Blésois y Orlánais; aunque muchos de los mismos son originarios de la Edad Media.

Se caracterizan por mostrar estructuras que además de ser consideradas con la apariencia de castillos, contaban con murallas o construcciones de carácter defensivo, dotadas de fosos, refugios y más.

Han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, especialmente los que se encuentran en el valle del Loira y ubicados entre las localidades del Sully-sur Lores y Chalonnes-sur-Loire.

Conoce los castillos del Loira

Durante el año de 2008 se creó la «Châteaux de la Loire, Vallée des Rois» una asociación cuya finalidad es concentrar la oferta turística en torno a este patrimonio cultural, compuesto por unos 71 castillos, pero además abadías, basílicas y museos; por lo que no debes perderte los que te mencionamos a continuación:

  •         Castillo de Chambord: el mayor de los Castillos del Loira, cuya apariencia es sencillamente espectacular. Su estilo renacentista y su interior finamente decorado, lo que sin duda te dejará sin palabras.
  •         Castillo de Cheverny: el castillo que se hizo famoso por ser parte de la serie de Tintín; suntuoso y opulento, con estilo renacentistas y unos preciosos jardines, que son su complemento ideal.
  •         Castillo de Chaumont: conservado en perfectas condiciones a pesar de los años con jardines interiores y exteriores; además de sus torreones y establos con los que se evoca la película de la Bella Durmiente.
  •         Castillo de Amboise: uno de los castillos más antiguos de esta hermosa región francesa, lugar dentro del cual reposan los restos de Leonardo Da Vinci y que se caracteriza por contar con una original fortaleza defensiva.
  •         Castillo de Chenonceau: lugar identificado como el aposento de las damas, por servir de alojamiento para Diana de Poitiers, Catalina de Médicis y Luisa de Lorena al igual que Louis Dupin.
  •         Castillo de Montrésor: un imponente espectáculo de belleza con todos sus espacios completamente amueblados y sin experimentar cambios a lo largo de 150 años.
  •         Castillo de Villandry: sus jardines son unos de los laberintos más formables de Loira, además de contar con una armoniosa arquitectura.
  •         Castillo de Azay le Rideau: muchos lo identifican como el castillo que flota en el agua, lo cierto es que está dotado de una apariencia de cuento de hadas.
  •         Castillo d’Usse: un lugar cuya arquitectura es definida como mágica, con tantos ambientes que difícilmente podrás explorarlos todos; eso sí, te sentirás como un rey.
  •         Castillo de Saumur: sin duda, uno de los mejores que puedes conocer en Loira, prácticamente es una fortaleza medieval, erigida sobre una colina donde visualizarás toda la ciudad y a sus pies admirarás el río.
  •         Castillo de Brissac: uno de los más altos de Francia, con siete pisos y 204 habitaciones; un lugar mágico que permite esconderse en muchos rincones, aunque actualmente sigue siendo una propiedad privada, residencial del duque de Brissac. Todo un palacio.
  •         Castillo de Sully-sur-Loire: si te gustan las fortalezas rodeadas de agua, este es un formidable ejemplo de ellas, en sus inmediaciones confluyen los ríos Sange y Loria; dispone de hermosos ambiente exteriores y puedes apreciarlo desde el exterior sin que debas cancelar ninguna tarifa.

Si te apasionan las arquitecturas antiguas, no te reprimas y conoce los castillos del Loira, un recorrido turístico que sin duda llevarás en tu corazón a lo largo de los años.

Deja un comentario